Un sector que genera un importante movimiento económico


De todas formas, a pesar de las barreras y subsidios que imponen las distintas naciones alrededor del globo, los cueros curtidos generan para la Argentina con su industrialización desde el mismo sector divisas por 900 millones de dólares anuales y originan, en su totalidad, un movimiento económico superior a los 3.500 millones de pesos; todo esto implica además, la ocupación en forma directa o indirecta de 50 mil personas.
El prestigio y posicionamiento alcanzado del cuero argentino, utilizado en calzado y marroquinería de primera línea (Nike, Reebok, Timberland etc.), sumado a la inquietud empresarial de agregar valor al producto final, condujo en los últimos años la incursión de la industria curtidora en el mercado de la tapicería tanto residencial como automotriz. Los resultados superaron las expectativas y hoy las principales automotrices, eligen cueros curtidos argentinos para sus autos de categoria superior.