Composición del sector


Integrada por más de 200 establecimientos fabriles, que están capacitados para procesar anualmente más de 16 millones de cueros vacunos, la industria curtidora se concentra en las provincias de Buenos Aires y Santa Fé, aunque existen establecimientos en San Luis, Mendoza, La Rioja, Salta, Córdoba, Chaco, Corrientes, Formosa y Entre Ríos.
Con el fin de mejorar las condiciones de competitividad, la industria realizó importantes inversiones en innovación tecnológica y tratamientos ecológicos, generando nuevas alternativas que apuntan a la protección de la calidad de vida y ofrecen variedad en el producto en cuanto a texturas o colores.